6 habilidades del directivo para ser líder positivo y consciente Julio Peña Gaviria

6 habilidades del directivo para ser líder positivo y consciente Julio Peña Gaviria

 
Las 6 habilidades que un directivo debe desarrollar para ser un líder positivo y consciente 

La vertiginosidad actual del mundo empresarial se ha convertido en un desafío constante para las y los directivos que desean mantener el liderazgo comercial de sus empresas, así como generar estrategias de innovación en sus productos o servicios, por lo que la complejidad del mercado global les exige el desarrollo de una serie de habilidades que les permitan adaptarse al contexto, inspirar a su equipo y satisfacer las necesidades de sus clientes y stakeholders.

La anticipación, la adaptación al cambio, la redirección de estrategias comerciales y la focalización en los colaboradores, son solo algunas de las habilidades que pueden desarrollar las y los directivos para convertirse en líderes verdaderamente positivos y conscientes, tanto en lo interno como externo de su empresa.

Sin embargo, existen seis habilidades que son vitales para cualquier directivo que desee mejorar en aspectos de desarrollo y gestión.
  1. Visión estratégica: A través del diseño de planes y estrategias, los directivos adquieren la capacidad de proyección, estableciendo objetivos a largo plazo que traigan como resultado un mayor éxito comercial para su empresa.
  2. Comunicación efectiva: Un directivo consciente y con influencia positiva en su equipo debe ser capaz de comunicar de manera clara, precisa y persuasiva las estrategias que ha planteado para alcanzar nuevos objetivos o para hacer frente a una crisis y que todos sus colaboradores se puedan alinear para salir adelante.
  3. Adaptabilidad: En un mundo de disrupción constante, la adaptación y flexibilidad juegan un papel importante, por lo que los directivos deben desarrollar esta habilidad con la finalidad de abrirse a la innovación, volverse más resolutivos ante la adversidad para lograr que su empresa sobreviva a momentos difíciles y prospere.
  4. Empatía: Valorar las perspectivas, sentimientos y necesidades de los colaboradores permite tomar decisiones más humanas, al mismo tiempo que fortalece la lealtad y compromiso por parte del equipo, de ahí la importancia de que los directivos puedan involucrarse con un liderazgo positivo.
  5. Bienestar: Desarrollar una cultura de bienestar para que tengan como objetivo la satisfacción, felicidad y mayor salud tanto física como emocional para los colaboradores, a través de actividades para ellos y sus familias, que repercutan en más productividad, reducción del ausentismo y mayor retención de talento.
  6. Capacidad para motivar e inspirar: Los verdaderos líderes saben cómo generar motivación de manera positiva para fomentar un ambiente de trabajo productivo y al mismo tiempo crear una cultura de reconocimiento al esfuerzo dentro de la empresa.

Actualmente, existen referentes de liderazgo positivo en empresas como Microsoft, en donde el CEO Satya Nadella ha buscado que la empresa se convierta en una de las más empáticas al cambiar las políticas internas para darle un enfoque más colaborativo e innovador.

Es importante que las y  los directivos reflexionen sobre su nivel de influencia tanto en su empresa como en el sector al que pertenecen y deben buscar la manera de prepararse para desarrollar competencias más humanas al momento de definir un nuevo liderazgo.


Julio Ernesto Peña Gaviria

Es director de la Vicerrectoría de Empresa de Universidad Tecmilenio.

Es Politólogo de la Universidad de Columbia, NY, y Economista de la Universidad Javeriana, Bogotá, una MBA en el CESA (Bogotá), un programa de alta dirección en Harvard (Boston) y programa D1 del IPADE, entre otros.

Hace 5 años se unió al equipo de Tecmilenio como Líder Nacional de los procesos de crecimiento y captación, después tomó la dirección general de Tecmilenio Online. Recientemente tomó el liderazgo de la Vicerrectoría de Empresas en Tecmilenio.

COMENTARIOS

Esta publicación aún no tiene comentarios disponibles.

Escribe un comentario.