Mérida: tierra fértil para el desarrollo tecnológico. Julio Peña Gaviria

Mérida: tierra fértil para el desarrollo tecnológico. Julio Peña Gaviria

 
Yucatán es uno de los diez estados más competitivos del país. Mérida se considera una de las ciudades más seguras para vivir; ofrece accesibilidad y conexión. Otro de los puntos a destacar es que gran cantidad de su población son nativos digitales.

En Mérida, durante los últimos 10 años, hemos detectado dos tipos de empresas que están haciendo la diferencia por su crecimiento en la región: startups con un gran desarrollo en el aspecto tecnológico y transformación digital, y corporativos que toman la decisión de abrir centros de desarrollo de software. ¿La razón? Están encontrando un terreno fértil en la zona para evolucionar sus modelos de negocio.

El hecho, incluso, ha provocado el desplazamiento de personas de grandes ciudades a la región. Según datos del INEGI, 100,209 personas migraron de algún lugar del país a Yucatán entre 2015 y 2020 –la mayoría provenientes de los estados de Quintana Roo, Campeche y Ciudad de México–. Esto contrasta con el número de personas que han salido del estado: en el mismo periodo emigraron a otra entidad 33,474 personas. 

Esto también es reflejo de la calidad de vida que el estado ofrece a la población. Mérida se considera una de las ciudades, en el continente americano, más seguras para vivir –es el estado con mayor percepción de seguridad, según el Índice de Competitividad Estatal del IMCO–. Ofrece accesibilidad y conexión. En el año 2017, en el documento "Informe de prosperidad urbana” de la ciudad de Mérida, publicado por ONU Habitat, ya quedaba asentado que la ciudad tenía fortalezas en dos de las seis dimensiones que mide el CPI (Cálculo del Índice de Prosperidad Urbana): calidad de vida e infraestructura. En este escenario, otros factores que mostraban solidez fueron la infraestructura de vivienda, la movilidad urbana, seguridad y protección e inclusión social, entre otros. 

El bono demográfico, periodo en el que la población en edad de trabajar es mayor a la de los niños y adultos mayores; es otro de los aspectos que sustenta este reciente desarrollo. En todo el estado de Yucatán, la mayor proporción de habitantes se encuentra entre los 20 y 34 años –esta parte de la población son nativos digitales–. En todo el estado habitan 2.3 millones de personas, prácticamente un millón se encuentran en la ciudad capital. A todo esto, debemos agregar el creciente dinamismo económico. En este sentido, un dato revelador es que las ventas internacionales de Mérida en 2021 fueron de 1,083 millones de dólares, monto 85% mayor con respecto al año anterior, de acuerdo con información de datamexico.org. En ese mismo año, entre los productos con mayores niveles de compra fueron turbojets, turbopropulsores y otras turbinas de gas.  

Con el objetivo de atender la creciente demanda de talento, las universidades durante los últimos dos años, hemos enfocado esfuerzos en la generación de profesionales en las carreras de ingeniería y las relacionadas con la transformación digital. Esto para satisfacer a las que hoy son las principales industrias del estado: tecnología, manufactura, retail y distribución, finanzas, turismo y gastronomía. Nosotros, desde Tecmilenio hemos percibido una creciente demanda, sobre todo, en desarrolladores de software –para aplicaciones móviles y web–.  

De acuerdo con información de coderslink.com, entre las principales empresas tecnológicas con fuerte presencia en la entidad se encuentran Plenumsoft, BlueOcean Technologies, National Soft, Geolytics y Zenzzer y entre otras. Algunos productos y servicios que se han desarrollado, de acuerdo con la misma fuente son: comercio electrónico, desarrollo de software, de aplicaciones, call centers y soporte técnico, entre otros. 

Si bien, Mérida tiene múltiples atributos que favorecen el desarrollo de la economía, aún tiene oportunidades. Por ejemplo, requiere mejorar su conectividad –llegar a Mérida desde algunas ciudades continúa siendo costoso, también falta incrementar las frecuencias–. Además, existe una necesidad de desarrollo de talento en las carreras STEM–las universidades tendremos que contribuir a incrementar la matrícula de estudiantes en estas áreas–. También el estado necesitará mayor infraestructura que genere desarrollo tecnológico, como laboratorios –actualmente existe el Parque Científico Tecnológico de Yucatán, donde se fomenta el trabajo conjunto para procurar el conocimiento científico, el desarrollo tecnológico y la innovación–. 

Aunque es real que la tecnología ha tomado gran relevancia en el Estado, también requiere del desarrollo de talento en los sectores turístico y gastronómico. Para ello, lanzaremos el nuevo nivel académico llamado Profesional Asociado, (Turismo -septiembre, 2022 y Gastronomía, enero, 2023), conocido como Community College en Estados Unidos. Un modelo muy relevante en países como Alemania, Chile y Francia, pero que en México es prácticamente inexistente. 

Profesional Asociado está diseñado en modalidad híbrida (que permite al estudiante elegir a su conveniencia, qué tanta presencialidad o virtualidad le funciona), para que, en tan solo 2 años, a un menor costo, nuestros estudiantes obtengan un título que les dé acceso a mejores oportunidades laborales. 

En esta ecuación el talento es imprescindible; necesitamos personas con un profundo conocimiento en temas relacionados con el desarrollo de software, la ciberseguridad, con data analytics, Inteligencia Artificial; que sean innovadoras, creativas y con un enfoque en el crecimiento y el desarrollo. Ahora, en este derrotero, una de las brechas más importantes que hemos detectado, y que sí pueden restar competitividad, es la falta del dominio del idioma inglés, así como el desarrollo de habilidades en metodologías de innovación y agilidad. 

En el crecimiento y desarrollo de las ciudades, las universidades jugamos un papel muy relevante, en nuestras manos está mantener un contacto estrecho con las empresas y gobiernos para estar a la vanguardia en planes de estudio que sean efectivos para todos los interesados. 

Julio Ernesto Peña Gaviria

Es director de la Vicerrectoría de Empresa de Universidad Tecmilenio

Cuenta con 23 años de experiencia en el mercado latinoamericano de Tecnologías de la Información trabajando para IBM en países de Latinoamérica en diversas posiciones. También Colaboró con equipos comerciales de Dell y Microsoft a nivel corporativo.

Hace 5 años se unió al equipo de Tecmilenio como Líder Nacional de los procesos de crecimiento y captación, después tomó la dirección general de Tecmilenio Online. Recientemente tomó el liderazgo de la Vicerrectoría de Empresas en Tecmilenio.

Es Politólogo de la Universidad de Columbia, NY, y Economista de la Universidad Javeriana, Bogotá, una MBA en el CESA (Bogotá), un programa de alta dirección en Harvard (Boston) y programa D1 del IPADE, entre otros.

Vive actualmente en Monterrey, estuvo en CDMX por varios años y trabajó para otras geografías en países como Argentina, Chile, Perú, Costa Rica, Colombia, Brasil, USA y México.

Sus hobbies están alrededor de su familia, los deportes (Bici de Montaña y Correr), la lectura y ayudar a los demás.

COMENTARIOS

Esta publicación aún no tiene comentarios disponibles.

Escribe un comentario.

PUBLICACIONES SIMILARES

1 3136

0 688